Prevengo entonces al lector-pasajero de que si busca en este libro solazarse con historias de culo (pido perdón por utilizar aquí un vocablo poco eufónico, pero tan universal como suave, cálido e indispensable) es mejor que se contente con mirar el de la azafata o el de la pasajera más próxima. Esto no es una novela. (Prólogo del Retrato).

Retrato de un Psiquiatra Incinerado

Cubierta : "Romans Parisiens", Vincent van Gogh, 1887. Cubierta : "Romans Parisiens", Vincent van Gogh, 1887.

 

El "Retrato de un Psiquiatra Incinerado" se presenta bajo la forma de una biografía del Doctor Francisco Aragon Vinteuil (médico psiquiatra muerto en un accidente de aviación), redactada por uno de sus pacientes locos quien, para llevar a cabo su difícil tarea, contrata los servicios de un « negro ». A través de esta mirada varias veces refractada, se despliega una vida con sus episodios barrocos punteados de comentarios de una comicidad irresistible, pero también de una visión de la psiquiatría en el siglo XX, una crítica del psicoanálisis, de la novela contemporánea, del fútbol argentino, del comportamiento de los Reales Académicos, de la enseñanza Gurdjieff, de la vida de Krishnamurti, sin olvidar el catálogo de los peligros del transporte aéreo. En este libro, a la vez serio y divertido, el autor no respeta nada de lo que pasa por respetable. Esperemos que su obra inquiete y suscite en el lector reacciones vivas…y saludables. ( Michel Waldberg, premio Roger Caillois, 2001)

 

 

ARTICLES/ARTICULOS